23 mayo, 2020

CÓMO CONECTAR MEJOR CON LAS PERSONAS DE TU EQUIPO

¿Sabías que compartes más de 8 horas con tu equipo de trabajo? Aún en condiciones virtuales la comunicación y la cercanía con tu equipo no desaparece. Es por eso que hoy quiero recordarte que ese equipo también es tu familia y es importantísimo aprender a conectar de manera efectiva con ellos.

 

Seguro te preguntarás: ¿Cómo conectar con las personas? Esto es una pregunta muy interesante ya que ¡muchos comunican y pocos conectan!

 

Aquí te comparto mi video donde te doy 5 pasos a seguir que te ayudarán a fortalecer tu empatía con los que te rodean:

En nuestro rol como padres, hijos, líderes, compañeros, es vital poder conectar con las personas, no sólo comunicarnos con ellas. Cuando conectamos logramos verdaderamente influir sobre los demás; hacemos que nuestro mensaje toque la emoción del que nos escucha y es dónde, verdaderamente, inicia el proceso de decisión, transformación o, sencillamente, de evaluación.

Es importante saber que “si le hablamos a la inteligencia, producimos pensamientos y si le hablamos a la emoción producimos acción”. Llevar a las personas a romper paradigmas, cambiar comportamientos, fomentar en ellos una actitud ganadora requiere de un poder especial llamado conexión, para lo cual he diseñado un interesante modelo que te enseñará 4 maneras poderosas e influyentes para conectar con las personas; este modelo es IMÁN. ¿Casualidad el nombre?… Precisamente el IMÁN atrae y atraer a través de la conexión con otros, es lo que quiero enseñarte en el día de hoy:

Inicia con un buen contacto visual. Cuando miramos a los ojos podemos acercarnos al sentimiento del que está enfrente. Cuando conectamos con los ojos de los demás creamos la oportunidad de generar confianza, apertura y sensibilización. Cuando miramos libremente, la empatía abre su puerta y damos lugar a poder entender aquellas cosas que las palabras no dicen y el corazón aclama. Por lo tanto, inicia siempre con un buen contacto visual. Si te resulta incómodo hacer esto te recomiendo 2 cosas: Primero, identifica qué te detiene; a qué le temes o qué realmente te genera inseguridad. Luego de identificado el obstáculo ¡procede a vencerlo!… De la única manera que podemos crecer y evolucionar, es precisamente haciendo lo que nos resultado incómodo, ya que en este momento salimos de nuestra zona de confort.

Maneja tu cuerpo conectivamente. ¿Sabías que las palabras comunican sólo un 7%, el tono un 27% y el cuerpo un 66%?… ¿Qué nos arroja esto? Que el mensaje está en ti, no en las palabras. Está en la manera en que caminas, si arrastras los pies, si tus pasos irradian energía, si tu cuerpo muestra vitalidad, si tus labios regalan sonrisas, o si la amargura, desánimo, y frustración es la ropa que usas todos los días. Te suena familiar las siguientes respuestas a la pregunta ¿Cómo estás?: “aquí sobreviviendo”, “en la lucha”, y una de las mejores, “mal pero no es tu culpa”. Nos hemos acostumbrado a ser ejemplo de conformismo y al mismo tiempo ser nuestra mejor excusa y mayor víctima. Manejar tu cuerpo conectivamente incluye utilizar palabras poderosas, respuestas contundentes y dejar de justificar tus limitaciones. Desde este momento: “¡estoy maravillosamente bien; me siento poderoso, capaz y feliz!”.

Alimenta su autoestima. Abraham Maslow, psicólogo norteamericano, estableció la pirámide de necesidades del ser humano, donde claramente expresa que el ser humano necesita ser reconocido; necesita sentirse parte importante de algo; necesita valoración. Alimentar la autoestima es ese suplemento inyectado por las venas que nos impulsa a ser más y a dar lo mejor de nosotros. Cuando alimentamos la autoestima de las personas, aportamos en su seguridad, su creencia se fortalece, su motivación se eleva y como consecuencia su productividad y desempeño mejoran. Alimentar el autoestima es decirles: “que linda estás” “que bien lo hiciste” “qué bueno ser parte de tu equipo”… es sencillamente valorar la existencia y los aportes de las personas día tras día. ¡Inténtalo!

Nutre su capacidad. ¡Crea la oportunidad de transferir conocimiento en cualquier contacto! Que tu conversación aporte al crecimiento del que escucha; a su visión o a su perspectiva. Esto es algo sencillo, fácil y gratis, que genera beneficios grandiosos, ayudándote a conectar con las personas. Cuando nutres su capacidad, generas una empatía, que se transforma luego en conexión. ¿Qué tengo que empezar a hacer para ser contribución en el crecimiento de los demás?

Ahora quisiera que reflexiones en lo siguiente:

 

¿Cómo es mi contacto visual con los demás? ¿Soy de los que aporta problemas o soluciones? ¿La manera en que manejo mi cuerpo y mis palabras, me abre o cierra posibilidades? ¿Valoro a los demás? ¿Elogio con frecuencia? ¿Las personas me siguen? ¿Las personas aprenden cuando están conmigo? ¿Dejo huellas en las personas?

 

Aquí te dejo este breve video, que te apoyará a aplicar cambios interesantes para tu vida para marcar la diferencia y lograr lo que te propongas:

Te invito a que hoy operes desde la posibilidad de generar los cambios que sean necesarios para ser más.

Esto hace nuestra vida más interesante. ¡Enfókate!

Si quieres profundizar más en este tema, y conocer cómo comunicar y conectar con las personas en esta nueva era digital, descarga mi ebook Cómo conectar y no sólo comunicar.

Con aprecio, 

Michelle

Sígueme en mi perfil de Instagram, mi página de Facebook o en mi canal de Youtube, donde publico más contenido como este que sé que te interesará:

 

¡SUSCRÍBETE AHORA!


¿TE GUSTÓ ESTE ARTÍCULO? COMPÁRTELO:


DÉJAME UN COMENTARIO:

¡Suscríbete y recibe el blog cada semana en tu bandeja de entrada!

© 2020 Michelle Campillo. Todos los derechos reservados