11 julio, 2020

CÓMO SABER SI ESTÁS LISTA PARA EMPRENDER

  • Michelle Campillo

    Escrito por:

    Michelle Campillo

Sí, esa pregunta, la primera vez que me la hice fue hace 15 años, cuando trabajaba en el Scotiabank. En ese momento, la respuesta fue NO, porque quería tener más experiencia liderando equipos de trabajo y generando resultados. Años más tarde me la hice, y aún estando mi primer hijo, Raúl Emilio con sólo un añito y 8 meses, y teniendo claro lo que implicaba dar el paso, recordé que:

Nunca habrá un momento perfecto para empezar un negocio.

Llega un momento que sentimos que no tenemos o la experiencia suficiente, el dinero adecuado, el apoyo necesario… Y nos quedamos ahí, sin avanzar. Muchas veces no son excusas, son realidades. Lo que sí hoy quiero decirte que EMPRENDER UN NEGOCIO no es algo que todos necesitamos; tengo amigas y amigos muy exitosos profesionalmente como empleados. Además, tomar esta decisión es algo que necesitas analizar bien y estar clara de qué tan lista estás.

La idea de tener un negocio propio suena ideal: hacer lo que amas, ser tu propio jefe, controlar tu horario... Ahora, no todo es color de rosas. Si estás decidida a empezar tu negocio propio, es IMPORTANTÍSIMO que mires este video:

Aquí te comparto las señales que yo misma viví al momento de emprender:

1. Tienes claro tu por qué. Para mí es la primera señal de que estás lista. Este por qué, esta razón para vivir; eso por lo que viniste a esta tierra. Tienes claro tu propósito y lo puedes definir en menos de 8 palabras. Además de tenerlo claro, se te da bien hacerlo y te sientes lista para compartirlo con el mundo.

2. Tienes bien claro eso que quieres. Es muy importante tener total precisión de lo que quieres, el modelo de negocios, los detalles del negocio y los problemas que el mismo va a resolver. Personalmente trabajé mi idea por más de 2 años y medio antes de dar el paso; cuando emprendí, ya tenía mi página web, 4 cursos diseñados, cursos que ya había impartido los fines de semanas… ¡Tenia clientes! Si no estás muy clara de tu plan, es una señal de que aún te queda tiempo donde estás.

3. Te conoces bien. A veces nos lanzamos porque tenemos una buena idea, y tenemos claro el propósito, más no nos hemos pasado un inventario personal. Conocerte, evaluarte, trabajarte es importante para dar el paso de emprender. ¿Qué tanto conozco mis fortalezas, virtudes, debilidades y defectos? ¿Tengo claro cuáles son mis más grandes miedos y cuáles son alternativas para conquistarlos? Es una importante señal para estar lista.

4. Tienes claro tu valor diferencial. Recuerdo que cuando emprendí tenía muy claro lo que quería hacer, y por qué. Además, tenía bien claro aquellos factores que iban a marcar la diferencia en el mercado al que me dirigía y antes de dar el paso, emprendí acción con eso. Sal al mercado con una idea clara y un problema definido que tu producto o servicio va a resolver.

5. Tu trabajo ya no te llena. Sentía que ya era el momento de un cambio; sentía que lo que necesitaba aprender y completar para multiplicar mi talento, ya había sucedido. Había algo mucho más grande que me llamaba y era mi negocio.

6. Has preparado un plan financiero. Tienes un colchón que te permita sobrevivir en los próximos meses; mínimo 8 diría yo. Es importante no llenarte de preocupaciones financieras al emprender, ya que las mismas preocupaciones matan tu capacidad creativa y te roban las energías que necesitas para encender tu negocio.

7. Lista para remangarte las mangas y lanzarte con todo. Al inicio de mi negocio, yo tomaba el teléfono, era mensajera, conserje, consultora, facilitadora, community manager…. ¡Lo hacia todo! Estar lista para fajarte, sin excusas o justificaciones, es clave. Recuerdo, que solo al mes de haber dado a luz a mi hija Emma, estaba dando un curso en Punta Cana. A veces, metemos tantas excusas como: “acabo de parir’ “tengo que lactar” “tengo sueño” “estoy agotada” para no darlo todo, y eso, es una señal de no estar lista.

8. Tienes una mentalidad emprendedora. Una mentalidad emprendedora asume riesgos, se hace responsable, busca alternativas, no se detiene. Cree que las cosas son posibles, siempre y cuando te enfoques en conseguirlo. Una mente emprendedora tiene el hambre suficiente para no permanecer igual, porque sabe que eso no es suficiente. También sabe que una buena iniciativa, sin acabativa no nos lleva a ningún lado. ¿Tu mente, te está dando señal de estar lista?

9. Estás preparada para manejar tus fracasos. Y no quiero que esto suene a que vas a iniciar un negocio pensando en que va a fallar; ahora, lo que sí es importante recordar el hierro del que estás hecha, lo fuerte que eres. ¿Sabes que el Proyecto puede fallar? ¿El dinero se puede acabar? ¿Una crisis puede venir? ¿Tu competencia se te puede adelantar? Tener esto claro y tener un plan B o una alternativa, es muy importante. Sí o sí vendrán momentos duros y manejar tus fracasos será lo que te detenga o te empuje a seguir. No victimizarte, no culparte, no señalar a otros y sí buscar alternativas, te prepararán para en momentos duros, seguir con más fuerza...

Porque en esta vida o ganamos o aprendemos.

Me encanta esta frase y esta manera de mirar las cosas. Ahora, también sé que es más fácil dicho que hecho. Por eso te quiero compartir hoy 5 puntos de enfoKe que te ayudarán a mirar todo desde otra perspectiva y transformar tus derrotas en victorias.

10. Tienes claro lo que implica ser dueña de tu negocio. Tener un negocio implica que no tendrás la seguridad de un salario 15 y 30; de que si no te mueves, no hay resultado. De que hay compromisos de impuestos, empleados, legales, proveedores, suplidores. Capacitarte en las nuevas responsabilidades que adquieres al convertirte en tu propio jefe es muy importante.

Finalmente, la mejor manera de vivir tu vida al máximo, y no simplemente sobrevivir, es tener un propósito claro para emprender. ¿Cuál es la razón que te mueve a despertarte cada día? Si no sabes exactamente cuál es tu pasión, te ayudaré a encontrarla. Siéntate a tomar un cafecito contigo, y reflexiona sobre los 5 puntos que te explico en el video:

Con aprecio,

Michelle

Sígueme en mi perfil de Instagram, mi página de Facebook o en mi canal de Youtube, donde publico más contenido como este que sé que te interesará:

 

¡SUSCRÍBETE AHORA!


¿TE GUSTÓ ESTE ARTÍCULO? COMPÁRTELO:


DÉJAME UN COMENTARIO:

¡Suscríbete y recibe el blog cada semana en tu bandeja de entrada!

© 2020 Michelle Campillo. Todos los derechos reservados