05 septiembre, 2020

COLABORADOR TÓXICO EN TU EQUIPO: CONSEJOS PARA MANEJARLO

  • Michelle Campillo

    Escrito por:

    Michelle Campillo

Como lidiar con colaboradores tóxicos en tu equipo de trabajo

Trabajé por 12 años en una institución financiera y en mi carrera pude presenciar este tipo de colaborador tóxico, incluyendo en este renglón a algunos líderes.

Y ¿qué le da la toxicidad a ese colaborador? El uso de la intimidación, a través del poder. Es un colaborador que usa cualquier debilidad o error de alguien en su contra y genera chismes constantes, fomentando la negatividad en el equipo.

 

Estos colaboradores tóxicos contribuyen a un bajo rendimiento del equipo y a una baja moral. Por eso es importante saber qué hacer con estos empleados. Aquí te comparto algunas técnicas, paso a paso.

1. OBSERVA: Observar es poner los 5 sentidos a funcionar, y para observar estar presente es clave. Observa con atención a ese colaborador tóxico: cómo reacciona, con quién reacciona, qué tipo de respuesta da, cuáles son sus gestos, qué lo detona. El observar respondería a ¿qué veo? Completar esta fase con claridad y objetividad, te permite contrastar posibles asunciones de pasillos e incluso con el mismo colaborador tóxico. Te permite también tener nuevas perspectivas para entender con mayor facilidad los porqués de ese colaborador.

2. INTERPRETA: Ya que observaste, la interpretación es lo que te permite darle un significado o sentido a eso que observaste. ¿Qué impacto tiene ese comportamiento en el clima laboral? ¿Qué sucedería si se ignora la situación o, por el contrario, si se enfrenta? ¿Cómo sería la mejor manera de abordar? Esta fase te permite analizar lo que vas a decir en la próxima etapa.

3. INTERVEN: Ya que has observado con objetividad y te has hecho preguntas interesantes para entender la situación o al sujeto, la intervención es clave. ¡No permitas colaboradores con buen desempeño y mala actitud! Cuando toleramos y aceptamos eso, somos incoherentes con nuestros valores y enviamos los mensajes equivocados como: ¡El resultado es más importante que la gente!

4. ENFRÉNTALO: Hacerte el que no sabe, o restarle importancia es ¡garrafal! La indiferencia en este tipo de asunto incrementa el cáncer que genera esta toxicidad. Como ya observaste e interpretaste, enfrentarlos de una manera que la persona pueda entender el porqué de la situación y cómo está afectando eso, es clave. Habla sin que se sienta juzgado. Para eso da ejemplos de situaciones anteriores observadas. ¡No sacrifiques comportamiento por actitud! A veces llegamos a un punto en el que el consenso pasa a ser un proceso para agradar a todos o a alguien en particular, en lugar de ser un proceso para avanzar juntos. ¿Cuáles son los grandes problemas del consenso? ¿Qué debes hacer con esto, como líder? ¡En este video te explico todo!

Por ejemplo: "Jósé, eres un colaborador con un buen nivel de desempeño, mucha experiencia y mucho conocimiento de la industria. He observado en 3 ocasiones, por ejemplo ayer con Lisa, que ella te comentó su punto de vista y le dijiste que estaba errada y que no tenía bases para opinar, porque su pobre desempeño lo demuestra, se escuchó arrogante e intimidante. La cara de Lisa y su posterior comportamiento evidenciaron que fue una situación difícil para ella. Para mi, como Gerente de este departamento, es de suma importancia el respeto, la flexibilidad, la honestidad y la transparencia. Precisamente esto, espero de ti."

5. ACLARA LAS EXPECTATIVAS DE COMPORTAMIENTO: Ciertamente es más fácil dejar claras las expectativas de resultado que las de comportamiento. Quiero reiterarte que las personas tienen el resultado que tienen debido a cómo se comportan. Primero, en tu intervención es importante que el colaborador tóxico se haga consciente de cómo lo afecta a nivel personal ese tipo de comportamiento. Muchas veces pasa que no lo tienen tan claro. Que comprenda cómo impacta su futuro, la estabilidad del área y de la empresa, y que le quede muy claro, y de manera específica qué esperas recibir de él a nivel de su comportamiento. Respeto, buen trato, escuchar a los demás, admitir cuándo cometes errores… Luego le haces la pregunta: ¿Qué te parece esto que te he comentado? ¿Lo ves importante? ¿Qué harás para mejorar esta situación?

6. ESTABLECE FECHAS LÍMITES: Es importante que el colaborador sepa que el cambio debe verse en un tiempo X; no cuando le de el deseo o cuando aprenda. ¡Se aprende siendo y luego haciendo! Así que decirle: “José, estaré trabajando de la mano contigo respecto a este tema. Para mi y nuestro equipo es importante que tu nivel de desempeño sea acompañado con los comportamientos que previamente hablamos. Nos daremos un plazo de X (3, 6, 9… los meses que entiendas, cuidando que no sean muchos) y mensualmente haremos un seguimiento formal de cómo vamos.»  De esta manera el colaborador sabe que es en serio, además se siente acompañado y hay un seguimiento estricto sobre lo conversado.

7. APLICA FINALES NECESARIOS: ¡Si bien, bien y si no también es lo peor que nos puede pasar! Ignorar lo que es importante, comportamientos dañinos y no hacer nada al respecto, contamina la cultura de la organización, mata la motivación y alimenta el desencanto. Si ya hablaste con el colaborador tóxico y durante el plazo acordado no hubo cambios… no puede ser parte de tu filosofía de trabajo. Aplicar un final necesario, con todo tu soporte, con la evidencia de trabajar con él en esos aspectos, es fundamental. De hecho, no va a ser una sorpresa para él, ya que las conversaciones sostenidas así lo dejaron por sentado. ¿Qué necesitas para eso? ¡Carácter! ¡Convicción firme!

¡Créeme, aplicar estos pasos, será de gran ayuda para la rentabilidad de tu equipo, y el fortalecimiento de tu cultura! Aquí te dejo 3 claves de un equipo triunfador:

¡Todos somos diferentes y es justo ahí donde radica la grandeza!

Ahora, puede darse el caso que nos toque trabajar con compañeros que no nos caen nada bien. Nos desagradan porque quizás siempre es negativo, habla mucho y hace poco, no colabora o es poco flexible. ¿Qué podemos hacer en casos así? Aquí te dejo 5 maneras de lidiar con esta situación, es decir, 5 oportunidades para abrir paso a una nueva amistad:

Cuéntame: ¿Te ha tocado trabajar con algún colaborador tóxico? ¿Cómo lo manejaste? ¿Qué aprendiste luego de resolver la situación?

Con aprecio, 

Michelle

Sígueme en mi perfil de Instagram, mi página de Facebook o en mi canal de Youtube, donde publico más contenido como este que sé que te interesará:

 

¡SUSCRÍBETE AHORA!


¿TE GUSTÓ ESTE ARTÍCULO? COMPÁRTELO:


DÉJAME UN COMENTARIO:

¡Suscríbete y recibe el blog cada semana en tu bandeja de entrada!

© 2020 Michelle Campillo. Todos los derechos reservados