02 mayo, 2020

QUÉ HACER CUANDO NO SABES POR DONDE EMPEZAR

Escrito por:

MICHELLE CAMPILLO

Para nadie es un secreto que, en estos tiempos de pandemia, nuestras rutinas y estilos de vida han cambiado. Ahora nuestro lugar de descanso es el mismo dónde trabajamos y es completamente normal sentirse bloqueado ante un gran proyecto o ante lo desconocido. Yo también he querido huir cuando todo se pone en contra.

Aquí te comparto un video de mucho valor para dejar de sentirte abrumado:

Afortunadamente, el saber ‘buscarse la vida’ y encontrar los recursos necesarios para conseguir cualquier cosa que te propongas es una habilidad que puedes desarrollar. De hecho, considero que es una cualidad imprescindible si quieres construir tu estilo de vida ideal en vez de seguir ciegamente el camino que marca la sociedad.

 

Como mi compromiso es empoderarte y acompañarte a que tengas éxito, hoy me gustaría compartir contigo algunas técnicas que utilizo para desbloquearme cuando quiero hacer algo y no sé por dónde empezar.

Define claramente tu objetivo: El motivo principal por el que la gente se paraliza y no es capaz de continuar es porque no tienen claro lo que quieren. Si no sabes que aspecto tiene el monstruo, no puedes cortarle la cabeza.

 

Traza tu plan de acción: Una vez que tengas clara tu meta, lo siguiente es hacer una lista de los pasos que necesitas dar para ir desde A (donde estás ahora) hasta B (donde quieres llegar). La idea es dividir un problema grande –tu objetivo– en varias tareas sencillas y accionables. ¡Divide y vencerás!

Elimina los obstáculos: Ahora deberías tener una lista con todas las tareas a realizar para conseguir tu objetivo, junto con el tiempo, dinero, habilidades y contactos que necesitas para cada una de ellas. Revísala una vez más. ¿Ves algo que no encaje? ¿Algún paso que no te acabe de convencer o que te sientas incapaz de realizar? Estos son los obstáculos más comunes que te vas encontrar y cómo superarlos:

- No tengo tiempo: Pienso que siempre acabamos sacando un rato para hacer lo que realmente queremos hacer, y que la frase “no tengo tiempo” suele ser una excusa en el 99% de los casos. Dicho esto, es cierto que a veces estamos tan ocupados con nuestro trabajo y nuestros compromisos que apenas nos queda tiempo para nada más. En ese caso, la única solución es eliminar. Parar de hacer algunas cosas para dejar espacio a otras nuevas.

 

- No tengo dinero: Si el problema es el dinero, tienes varias opciones para conseguir los fondos que te hagan falta. Puedes encontrar una manera más económica de hacer lo que te propones, o empezar por algo más pequeño e ir creciendo poco a poco.

 

- No sé hacerlo: El obstáculo más común que te vas a encontrar en el camino hacia tu meta es la falta de conocimiento para llevar a cabo alguno de los pasos. Afortunadamente, vivimos en la sociedad de la información y es más fácil que nunca desarrollar cualquier habilidad. Investiga en internet, busca libros sobre el tema o ponte en contacto con algún experto en el tema. ¡No dejes que el no saber algo te detenga!

 

- No tengo el valor: Es normal sentir miedo. Es una emoción que todo el mundo siente cuando se enfrenta a una situación desconocida o con un resultado incierto. No existe ningún truco ni técnica milagrosa para dejar de tener miedo. Es algo que siempre va a estar ahí, a tu lado, así que lo mejor que puedes hacer es aprender a convivir con él y no dejar que te paralice. Tienes que aprender a actuar aunque estés aterrorizado, esa es la clave.

Elimina estos obstáculos y cultiva una actitud positiva, aquí en este video te doy 3 pasos para lograrlo: 

Conseguir tu meta va a suponer necesariamente hacer algunos cambios en tu vida, y no te queda más remedio que elegir:

¿Quieres quedarte como estás o estás dispuesto a pagar el precio para conseguir algo diferente?

Con aprecio,

- Michelle


¿TE GUSTÓ ESTE ARTÍCULO? COMPÁRTELO:

DÉJAME UN COMENTARIO:


© 2020 Michelle Campillo. Todos los derechos reservados