29 febrero, 2020

LA TRANSFORMACIÓN NO TOLERA MEDIOCRIDAD

Escrito por:

MICHELLE CAMPILLO

A lo largo de nuestras vidas es habitual que lleguemos a encrucijadas: momentos donde sabemos que debemos cambiar, que debemos transformarnos para poder seguir creciendo y viviendo nuestro propósito.

 

En momentos como estos, es normal que en la mayoría de nosotros surja un sentimiento de temor, que nos llenemos excusas o que posterguemos eso que sabemos que tenemos que hacer. Dejamos de dar ese paso tan crucial y nos quedamos anclados.

 

¿Cuántas veces has estado ahí?

 

Hoy les quiero compartir este texto que encontré en el blog del Club 5am. Me llamó la atención por el título, y el contenido me pareció demasiado valioso como para no compartirlo.

 

¿Por qué le tememos al cambio? ¿Por qué nos cuesta tanto transformarnos, por mucho que querramos hacerlo? Sigue leyendo y conoce algunas de las cosas que te pueden estar deteniendo.


Empecemos por definir transformación, pues ya que es una palabra muy amplia en la cual se puede aplicar a muchas cosas pero lo que quiero expresar es cambiar todo lo que estamos haciendo por nuevas cosas diferentes donde este marcado un inicio y un fin.

 

La transformación se puede empezar por realizar por el cambio de hábitos, el cambio de nuestra conversación interna o externa, o simplemente lograr hacer un cambio de una actividad diaria o una mala costumbre.

 

Lo primero que se debe realizar es cambiar algo, es iniciar un pequeño cambio el cual llevará a otro cambio y luego otro cambio y así sucesivamente hasta lograr hacer una transformación total, este proceso requiere tiempo y mucha fe, en la cual se puede decaer y se puede perder la fe por la falta de resultados.

 

En general existen muchas situaciones que te pueden llevar a declinar la transformación y el cambio completo que me gustaría enumerar.

 

1. Disciplina: Este es uno de los principales detractores que hacen que la mayoría de participantes en la transformación fracasen pues ya que no logran construir ese hábito y hacerlo de una manera constante y dedicada , donde empiezan se retiran, vuelven y empiezan y no se logra el resultado de la transformación. Este primer punto es que hace la diferencia de una persona exitosa a una persona que no lo logra conseguir.

 

2. Repetición: Es el truco más importante de todos en el cual muchos maestros indican que entre más veces realices la actividad o ejercicio o lo que sea que estés haciendo y lo hagas una y otra vez y lo vuelves hacer vas ha lograr una excelencia y un resultado muy importante.

 

3. Tiempo: El tiempo es crucial para lograr la transformación y requiere de una temporada en el cual se logre construir ese hábito, pues ya que no se hace de un día para otro y requiere una temporada en la cual muchos de nosotros no estamos dispuestos a tener esa paciencia, entrega y fe de que se va ha dar, pues vivimos en un tiempo de inmediatez y que no queremos esperar.

 

4. Zona de Confort: Esta zona tan mencionada que muchos lo dicen pero pocos la aplican pues ya que es tan buena , segura y se siente tan cómoda en la cual no la pasamos actualmente y no queremos hacer los sacrificios que requieren salir de ella y cada vez salimos de una zona, cambiamos y entramos a otra y así no la pasamos sin tener las agallas de ir a la zona de pánico.

 

5. Miedo: Siempre nos acompaña y nos limita para entrar en la transformación, nos frena y detiene y nos pone en un estado en el cual no nos deja avanzar y nos hace fracasar en la transformación y siempre nos va ha alejar de mundos nuevos y de todo lo que podemos lograr.

Lo que quiero transmitir y expresar es que realmente transformarnos no es una tarea en la cual podemos ser mediocres, tenemos que estar en un estado de excelencia, de entrega , de pasión y de una constante fe que no podemos quebrantar.

 

Tenemos que lograr conectarnos con ese propósito o con esa meta que queremos lograr y que cueste lo que cueste tenemos que luchar por ella, sin rendirnos , sin parar y sin pensar ni por un segundo que no se puede lograr.

 

Tenemos que ser lo mas persistentes y lo más fuertes y valientes para lograrlo con todas nuestras fuerzas sin rendirnos.


Esta última parte me encantó:

Transformarnos no es una tarea en la cual podemos ser mediocres.

Con esto no quiero decir que debemos ser perfectos; esto no es lo que significa mediocridad. Con esto quiero decir que debemos ser persistentes y disciplinados. Debemos capacitarnos siempre y buscar ayuda cuando la necesitemos. Debemos tener mucho entusiasmo, y también tener un plan A, B, C, etc. Debemos tener bien claro que si no ganamos, ¡aprendemos!

 

Para cerrar, te dejo una última frase de este escrito"No permitas que la mediocridad dañe la transformación que te mereces."


¿TE GUSTÓ ESTE ARTÍCULO? COMPÁRTELO:

DÉJAME UN COMENTARIO:


© 2020 Michelle Campillo. Todos los derechos reservados